Meditar para recargarnos ( II )

Unos los llaman «crear el vacío» otros «apagar el Interruptor» otros «buscar nuestra conciencia a nivel espiritual» , «el aquí y ahora» y así un sinfín de términos, en todas las culturas y religiones, a nivel general meditar es entrar en un estado que nos permite adentrarnos en nuestro interior y estar en un estado de contemplación, sin juzgar, sin el pensamiento analítico, sin forzar nada con la mente, es ampliamente efectivo entre otras cosas el sólo hecho de meditar reduce la ansiedad, el estrés e incluso la presión arterial, se puede meditar sobre un problema que no sabemos cómo actuar, sobre una decisión que debemos tomar o sencillamente meditar para mejorar nuestra salud y conseguir mucha más luz en nuestras vidas.

Existen infinidad de formas de meditar, entre ellas todas debemos concentrarnos en la respiración, un mantra, un objeto de poder, una frase, etc, nosotros vamos a explicar una forma de meditar que creemos que es la más sencilla.

1.  Buscaremos un lugar tranquilo en nuestro hogar donde nos encontremos protegidos y sobre todo que no nos molesten, será un momento para nosotros, nos sentaremos en posición de flor de loto en el suelo con la espalda recta ( quizás pegados en una pared ), el estar cómodos incluye hacer lo que creamos conveniente para dicho fin, desde poner un pequeño cojín en el suelo para no notar el frio, quemar incienso, ponern una música relajante de fondo, mirar al mar, vale cualquier cosa que podamos utilizar y que nos sintamos realmente relajados

2. Pondremos nuestra mano derecha encima de nuestra pierna derecha con la palma hacia arriba e igual con la otra mano, crearemos un circulo de energía interno tocando con el dedo corazón nuestro dedo pulgar, también puedes cerrar las manos sin apretar, el tema es crear el circulo que comento para que tu energía vaya fluyendo,

3. En esta posición comenzaremos a concentrarnos en la respiración (sólo tenemos que escuchar la respiración), la misma entrará y la haremos bajar a nuestra barriga, sólo tenemos que concentrarnos y enfocar en la inspiración y en la expiración es entonces cuando debemos evitar pensar en nada, ni juzgar, es como si viésemos una película y disfrutar de tu momento. Si nos vienen pensamientos sobre cosas, sencillamente los miraremos pero sin prestarles excesiva atención, es como cuando vemos un anuncio en la tele que ya hemos visto reiteradas veces, le hacemos caso omiso, pues igual, deja fluir ….

Respecto al tiempo de meditación puedes empezar con 10 minutos al día y verás como con el tiempo podrás aumentarlo hasta 40 o 50 minutos sin ningún tipo de esfuerzo.

Otras forma de meditación serían ver un amanecer en una colina sin pensar en nada más respirando, sentarte en la playa tu sólo y darte cuenta de todo lo que hay a tu alrededor es meditar, de verdad te pido que disfrutes cada minuto, cada segundo cuando medites, te puedo asegurar que tu energía se incrementará y después de una sesión de meditación como por arte de magia tendrás respuestas que antes desconocías.